Menú

  pagina anterior  
 

           SAMUEL JOHNSON
No tengo ni idea de por qué nos han traído aquí. Lo único de lo que estoy seguro es que Chase y Annie están algo alarmados. Además, Dina, que normalmente es algo "gore" está contenta, sonriendo. Y eso me da miedo, porque sólo la he visto sonreír con sangre de por medio.
-Nuestra vida puede estar en grave peligro. Así que necesito vuestra ayuda…
-¡Seguro que es por culpa de Chase! ¡Mira el moratón que me ha hecho al pegarme un puñetazo!
No parece una herida tan grave como Don pretende hacernos creer, más graves parecen las palabras de la profesora, y todos lo hemos entendido, y no tenemos necesidad de los comentarios de Don para entenderlo.
-No se sabe cuánto tiempo tenemos antes de que algo ocurra. Por eso, necesito toda vuestra ayuda, y los puñetazos no arreglarán nuestro problema. Don, David y Annie, cerrad las contraventanas desde afuera y quitad los cristales de las ventanas. Samuel, Dina y yo… No, mejor tú ponte con Chase y Conrad, Dina. Vosotros moveréis los armarios hasta que tapen las ventanas. Samuel, tú romperás el vidrio de las ventanas con el señor Harrison. Yo me voy por el botiquín.
¿Así que me toca romper los cristales?
-Te. -el señor Harrison me alargó un cortador - Cortaremos los cristales como si de cuchillos se tratara. Les sacaremos las medidas y, según éstas, haremos la plantilla.
Mathew sabe muy bien, al igual que la señorita, que me encanta tecnología. No sé para qué necesitarán los cristales cortados, pero lo haré con ganas.

           CHASE HARPER
Es cansado, de verdad, poner los armarios delante de las ventanas. Ya hemos hecho el trabajo que la profesora nos ha dicho en bastanteas habitaciones del internado, y mejor si nos damos un poco de prisa. Nadie sabe cuándo llegará "eso".
Conrad también ha hecho mucho trabajo, pero, Dina no hace casi nada. Le pegaría una patada si no supiera que me la devolvería y además me haría tragar sus botas negras góticas, así que cuidado con Dina.
-Oye, ¿por qué hacemos esto? -la profesora no ha dicho nada de nuestra amenaza.
No sé que responder… quizás la señorita no quiere que los demás lo sepan aún…
-Es para protegernos de los monstruos -ha dicho Dina, y yo, como un niñato incontrolable: ¡Toma puñetazo!
Inmediatamente, Dina pone cara de mala leche y, para cuando me doy cuenta, estoy en el suelo y casi no me puedo mover.

           DINA BAKER
-¿Ahora me dejarás terminar, idiota?
Me alegra ver la cara de Chase Harper llena de ira, parece que me odia de verdad.
-Eh, ¡tú! -no tengo ni idea de quién es el de pelo rizado que está. No sabía ni que estudiara aquí (igual paso demasiado tiempo en el tejado) -Un monstruo se ha comido a Alison, asi que sigamos trabajando. El bicho ese se ha comido a Alison con mucho estilo, aunque era feo de narices.
Me gusta mucho más ver el pavor.
-Tranquilo, aún nos queda la preciosa colección de armas "del Collins".
-Pues muévete, que están haciendo cuchillos con los cristales de las ventanas.

 
 
pagina siguiente
 
 
Anterior - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - Siguiente