Menú

  pagina anterior  
 

           SAMUEL JOHNSON
La profesora le ha dado un par de pistolas a Dina y luego le ha pedido que vaya al tejado. Yo, de verdad, prefiero los trozos de vidrio, aunque para protegernos hayamos tenido que vendarnos las manos.
-Todo está terminado, no podemos proteger el colegio mejor.
La profesora ya nos ha contado lo que ha ocurrido y, de verdad, es espantoso.
-¡Anna, No encontramos a Billy! -Brodwich ha entrado corriendo al cuarto.
Se ha oído un tiro. De mientras, los profesores hablan entre ellos. El disparo ha de ser de Dina.
-No te preocupes. -le oigo decir a Camptown - Yo me encargo de encontrar a Billy.

           DINA BAKER
Eso era imposible, no era normal. Bueno, aún después de fumar un cigarro, ver un montón de "Killing Machine"s, no es normal. Pero eso era lo que veía, y los del cole no me hubieran creído si no hubiese sido en ese día.
Disparé e intente herir a alguno de ellos (las balas se gastan y es mejor aprovecharlas, no como en los videojuegos)
Sentí algo que nunca había sentido antes al apretar el gatillo. Aunque de vez en cuando iba a echar tiros con mi padre, el sentimiento que tuve en ese momento me pareció increíble, flipante.
Bajé del tejado y fui corriendo para avisar a los demás.
-¿Cuántos? -preguntó la profesora.
-Unos treinta.
-¿Distancia?
-El campo de fútbol. -la conversación era corta, no perdimos ni un segundo.
En el piso de abajo, Bridwich llevaba a casi todos los alumnos al sótano… eso me pareció muy raro, pues teníamos prohibido entrar allí.

           ANNE CAMPTOWN
Nos queda poco tiempo… Tenemos que conseguir entretener a los seres… y, además, hay que encontrar a Billy. Ya que, si los ve, se asustará mucho, y eso no nos va a favorecer, en absoluto. No sé dónde puede estar.
-Samuel, Dina, Harper, vosotros os quedaréis con Harrison y conmigo.
-¿Por qué nosotros? -Harper, como siempre, se queja.
-Shhh… -y Johnson consigue que deje de hacerlo.
-Los tenemos que eliminar, ¿no? -Dina ya sabe de qué va esto.
…Y parece que es lo único de lo que entiende. A Johnson casi se le salen los ojos, y al ser moreno de piel, da una rara sensación.
-No hay pegas. Lo haréis, no hay más remedio. Además alguien tiene que encontrar a Billy Stewart, no sabemos dónde se ha escondido.

           BILLY STEWART
Afuera hay mucho ruido. Tengo miedo. Quiero estar con mis papás.
He abierto un poco la puerta. Hay señores muy feos fuera. ¡Uno de ellos ha saltado encima de Mr. Harrison! ¡El señor Harrison tiene una escopeta! ¡Qué guay! Y la chica esa mayor que da miedo, la chica de negro, tiene ¡dos pistolas!
-¡Ánimo, señor Harrison!
Me ha oído, lo sé porque se ha dado la vuelta. Aunque digan que soy pequeño yo ¡soy listo!
Otra de esas cosas ha ido a donde está él, pero Harrison no le ha disparado.

 
 
pagina siguiente
 
 
Anterior - 3 - 4 - 5 - 6 - Siguiente